Instituto de Salud Pública

En su rol de referencia, el Instituto de Salud Pública de Chile, a través del Departamento Salud Ocupacional, es el encargado de autorizar, controlar y fiscalizar a las empresas que fabrican, importan, comercializan o utilizan elementos de protección personal (EPP) que utilizados por los trabajadores en las distintas faenas. 

En ese contexto, el ISP controla la calidad de estos elementos mediante el mecanismo de la certificación en instituciones autorizadas para ello, autorizando,  controlando y fiscalizando a las empresas que se interesen por obtener dicha autorización (organismos de certificación). 

En este proceso, destaca la importancia y complejidad que implica seleccionar y utilizar elementos de protección personal para, por ejemplo, faenas como el control de los llamados riesgos residuales y las consecuencias que podría provocar el uso de un EPP que no cumpla con las condiciones de higiene y seguridad requeridas. Ahí la importancia de la certificación que el Instituto de Salud Pública otorga a las empresas  y que deben ser las que se utilicen por los trabajadores. 

Los EPP, dependiendo de su categoría de protección varían en criticidad, determinándose tres categorías de EPP: Categoría I, Categoría II y Categoría III. Son estos últimos los de mayor impacto sanitario debido a que si fallan, pueden significar incluso la muerte del trabajador. 

No cabe duda que la correcta selección del EPP (en base a criterios sanitarios) es preponderante, sin embargo también lo es, antes de la utilización, verificar la eficacia protectora del producto. Este es el objetivo de los organismos de certificación, vale decir controlar y certificar de manera presumiblemente la calidad de los EPP. 

Tanto la autorización, como el control y la fiscalización, realizada por el ISP a los organismos autorizados tiene un carácter fundamental. El ISP, se encarga de verificar la eficacia de las actividades relacionadas con los servicios de control y certificación. Por otro lado, los organismos autorizados tienen la responsabilidad verificar las propiedades protectoras de los productos. Hoy, existen tres empresas autorizadas por el ISP que prestan los servicios de control y certificación de EPP (https://www.ispch.gob.cl/sites/default/files/Lab.%20AUTORIZADOS%20MAYO%202015.pdf). 

Cabe señalar que Chile no cuenta con organismos de certificación capaces de certificar ciertos tipos de EPP, como por ejemplo: Sistemas Personal para Detención de Caída (SPDC) o Equipos de Protección Respiratoria (EPR), que son por lo demás, EPP de Categoría III.  Frente a esta realidad, el Instituto de Salud Pública, atendiendo a su rol de Laboratorio Nacional de Referencia, ha implementado un Registro de Fabricantes e Importadores de Elementos de Protección Personal, también conocido como RFI. Este mecanismo permite validar la certificación de origen cuando los EPP han sido certificados en el extranjero. Cualquier persona natural y jurídica puede postular al RFI. Las bases de postulación están disponibles en:

https://www.ispch.gob.cl/saludocupacional/registro_epp